Página de inicio » Tlaxcala » Apizaco

Apizaco - Tlaxcala


Escuchar con robot

NOMENCLATURA

Denominación

Apizaco

Toponimia

Apizaco proviene de la lengua náhuatl y significa "lugar de aguadelgada" o "riachuelo". Se integra con la raíz de la palabra atl,que quiere decir "agua"; así como con la palabra Ptzacalli, quesignifica delgado o delgada, y la final locativa co.

Glifo

Apizaco
 

HISTORIA

Reseña Histórica

Epoca Prehispánica

Los cazadores nómadas dejaron testimonio de su presencia enApizaco, hace casi 10 000 o 12 000 años, mediante una pequeña"lasca" retocada, que en asociación con paleofauna fue encontradapor el arqueólogo Rafael Abascal, en un sitio que se localiza aescasos 8 kilómetros al sudoeste de la cabecera municipal. La lascase halló en una capa fosilífera menos profunda, que la que guardabala punta de proyectil tipo "clovis", descubierta en San JuanChaucingo del municipio de Santiago Tetla, de similarantigüedad. 

Sin embargo, estos nómadas no se establecieron en el territoriodel actual municipio de Apizaco, sino más bien continuaron surecorrido hacia El Bloque Tlaxcala, la sierra La Caldera, El BloqueNativitas y el extremo oeste, limítrofe con Calpulalpan, dondehallaron condiciones más propicias para transformarse en núcleossedentarios, quienes irán constituyendo asentamientos hastaconformar la República de Tlaxcala. Durante varios milenios, elterritorio de Apizaco permaneció deshabitado.

No sería sino hasta las fases Texoloc y Tezoquipan, que elterritorio de Apizaco lo ocuparon grupos humanos que han dejadovestigios arqueológicos pertenecientes a estas fases, además deotros asentamientos que pertenecieron al corredor teotihuacanodurante la fase Tenanyecac. Solamente hacia el año 650 d.c., seencuentran referencias a tres sitios pertenecientes a la fasecultural Texcalac: San Miguel Contla, que se localiza al sudeste dela cabecera municipal; otro sitio en la cumbre y laderas del cerroAhuatepec, al norte de la ciudad de Apizaco y, finalmente, el de laloma de Santa María Texcalac, que dio nombre a esta fase. De lastres poblaciones citadas, la del cerro Ahuatepec y la de SantaMaría Texcalac formaron parte del corredor teotihuacano.

Los asentamientos teotihuacanos del corredor comercial que tienepor extremos los actuales puntos geográficos de Apizaco yHuamantla, se enfrascan en una pugna con la metrópoli buscando laautonomía y el control del intercambio interregional, lo que setraduce en la desestabilización de Teotihuacán, que por otrascausas, también comienza a perder la hegemonía en la cuenca delvalle de México.

La Colonia. La región de Apizaco, al igual que otras deTlaxcala, no escapó a la penetración española procedente de Puebla,que más tarde formaría enormes latifundios, violando la prohibicióninicial que impedía el establecimiento de españoles en tierras deTlaxcala.  Una forma de hacerse de estancias, ranchos yhaciendas, fue el método de las "composiciones", que representabael reconocimiento de la posesión de tierra indígena por losespañoles, mediante compras fraudulentas que legalizaba laautoridad real, con la finalidad de obtener recursos para sostenerlas contiendas bélicas en Europa.

Los frailes, fundadores de pueblos, congregaban caseríosdispersos, anteponiendo a los nombres indígenas, el de los santosde su predilección. Así, la población de San Luis Apizaco (hoyApizaquito), se fundó en 1543 por los españoles Luis García Nájeray Luis Becerra, quienes además de anteponer su nombre al deApizaco, hicieron de San Luis, el Santo Patrono de lalocalidad.

Entre los colonos españoles que se asentaron en Apizaco, destacóFrancisco López Arroñez, quién estableció el obraje textil másimportante de Tlaxcala. La factoría contaba con una hacienda desustanciales dimensiones, donde pastaban las ovejas que producíanla lana para la factoría. La producción de lana fue de tal magnitudque los sobrantes se vendían a otras factorías, siendo una fuentesecundaria de ingresos. 

La bonanza de la empresa era tal, que los obreros indígenas queahí laboraban bajo contrato, tenían vivienda proporcionada por laempresa y comida que provenía de la producción cerealera de lamisma y del ganado mayor que también servía para este fin. Lacocina estaba a cargo de empleados especializados para prepararcarne, tortillas, etc., para los trabajadores, quienes ademástenían como una prestación adicional, velas para iluminar susviviendas durante la noche. El orden estaba a cargo de un mayordomoespañol, quien contaba con una cárcel para castigar a losdelincuentes y a los obreros faltistas. La factoría auguraba unfuturo promisorio para los pobladores de San Luis Apizaco, inclusodurante la Colonia llegó a otorgársele la categoría de cabecera departido.

La prosperidad de San Luis Apizaco iba en aumento, puesreligiosamente se le consideró un curato de la diócesis. Sinembargo, la formación del Mayorazgo de la familia Gorozpe cortó eldesarrollo de la población, que quedó situada dentro del mismo, sinposibilidades de ampliar su fundo legal, convirtiendo a los vecinosen auténticos feudatarios de la familia citada. La población fuelanguideciendo, hasta que en 1871 apenas contaba con medio millarde habitantes, dedicados a las faenas del campo, el comercio yalgunos oficios.

Apizaco, como el ave fénix, volvería a renacer de sus cenizas.El viejo camino de Veracruz a México, que pasaba por Apizaco, erala ruta mediante la cual los comerciantes del altiplanointercambiaban sus productos con los del Golfo de México, e inclusocon los de Centroamérica. Fue el camino que usaron los recaudadoresde tributos tenochcas, cuando expandieron la dominación hacia otroshorizontes más lejanos. Veracruz fue la puerta por donde entróHernán Cortés con rumbo a Tenochtitlán. Por Veracruz llegaron losdecretos del Consejo de Indias, por ahí mismo llegaban lasmercancías europeas, previa autorización de la Casa de Contrataciónde Sevilla. De México, vía Veracruz, salían el oro, la plata y loscueros de animales, rumbo a España. A lo largo de ambos puntoscamineros fueron surgiendo "ventas", posadas y mesones que atendíana viajeros, carretas de carga y recuas.

La Reforma. El 1º de marzo de 1866, Guillermo Lloyd entrega suinforme sobre el adelanto de las obras ferroviarias, indicando queno había ningún problema para tender los rieles de Apizaco aMéxico. Agregaba que se podía avanzar 2 millas diarias, siempre ycuando les fueran entregados los durmientes con prontitud.Calculaba Guillermo Lloyd que a principios de junio podríancircular los trenes de Apizaco a México, y el ramal hacia Puebla,en agosto.

Los técnicos del ferrocarril y los empresarios, decidieronconstruir el tramo Ciudad de México-Apizaco. Para elloestablecieron un campamento en la región, al que simplemente leadjudicaron el nombre de la población más cercana: San LuisApizaco. Ésta, más tarde, terminaría en diminutivo, y el campamentose apropiaría del nombre. Nunca pensaron los técnicos del riel queestaban fundando una de las más importantes ciudades de laRepública Mexicana. Por ello, no levantaron acta de la fundación,ni pidieron cédula real a ninguna autoridad.

El historiador y cronista de Apizaco don Luis Nava, ha señaladoque la primera fe de bautismo de un ciudadano apizaquence queexiste en el archivo de la parroquia de Tetla, está fechada el 21de diciembre de 1867. De ésta testimonial se deduce que elcampamento de Apizaco debió establecerse, cuando menos el añoanterior a esa fecha.

Aunque la discusión sobre la fecha de la fundación no ha cesado,la mayoría de los apizaquenses consideran como fecha fundacional deApizaco el 1 o de marzo de 1866, cuando el Ing. Guillermo Lloydescribió su informe al Ministro de Fomento sobre los adelantos dela construcción del ferrocarril de México a Veracruz, dondemenciona la división del camino de hierro en secciones. 

Los terrenos donde se estableció el campamento y posteriormentela estación de Apizaco, pertenecían en su mayoría a la hacienda deSan Diego Apatlahuaya, del municipio de Santa Cruz Tlaxcala, de laque era propietario Don Antonio Barrón y parcialmente del rancho ElAteneo, del municipio de Tetla, propiedad de Don Manuel GonzálezDurán. Las primeras construcciones habitacionales aparecerían en1866, donde hoy se encuentra la casa redonda del FerrocarrilMexicano, perteneciendo a los señores Nicanor Carbajal, BernardinoValdés, Fernando Rojano, Jesús Ramírez y el español Federico de laGádara.

Entre las primeras inauguraciones que se llevaron a cabo sobrelos diferentes tramos, para Apizaco y Santa Ana Chiautempan, fueimportante la ceremonia del 1 o de junio de 1869, cuando quedóinaugurado el tramo entre ambas poblaciones, mediante un viajeprocedente de la estación de Buenavista de la ciudad de México alas 8 de la mañana, llegando a las 12 hrs., a Apizaco. Los señoresEscandón y Barrón, de la empresa ferroviaria, y los abogados de lamisma Pardo y Martínez de la Torre, invitaron a numerosaspersonalidades de la banca, el comercio y la industria y, desdeluego, a hacendados preeminentes, así como a destacados miembros dela clase política.

Las inauguraciones ferroviarias se seguirían una tras otra. El16 de septiembre de 1869 el Presidente Benito Juárez inauguró lalínea México-Apizaco-Puebla. Después de la muerte del PresidenteBenito Juárez, el Presidente don Sebastián Lerdo de Tejada inauguróen el año de 1873, el ferrocarril México-Veracruz.
Finalmente, la ruta de México-Apizaco-Chiautempan, Tlaxcala yPuebla, fue inaugurada el 9 de septiembre de 1867 a las diez de lamañana. Una abigarrada multitud se congregó en la estación deBuenavista para vitorear al Presidente Juárez, quien inauguraba lalínea México-Puebla.

Pero no sólo las comunicaciones ferrocarrileras que dieronorigen a Apizaco, fueron impulsadas en las postrimerías de laReforma. El visionario gobernador Miguel Lira y Ortega, combatientecontra la intervención francesa y defensor de la soberanía deTlaxcala, imbuido de un espíritu progresista, solicitó autorizaciónal Congreso del estado para que el Ejecutivo estatal erogara lonecesario para la reconstrucción de un camino más recto entre lacapital Tlaxcala y la población de Apizaco. Si el sueño de IgnacioManuel Altamirano, en el célebre brindis de Chiautempan, había sidovincular la ciudad de México con las playas de Veracruz, MiguelLira y Ortega, con este proyecto, restablecía los nexosprehispánicos de Tlaxcala con las culturas y poblaciones del Golfode México y con los del Altiplano Central.

La estación de Apizaco fue considerada una sección política delmunicipio de Tetla. Su rápido crecimiento, como consecuencia delferrocarril, la convirtió en un pujante centro comercial conrecursos suficientes para que los vecinos se organizaran en laSociedad Pro Municipio Barrón Escandón, llevando a cabo lasgestiones pertinentes ante el gobernador y el Congreso local. Confecha 9 de mayo de 1873, fue expedido el decreto No. 31 por elgobernador Melquiades Carbajal, estableciendo el municipio deBarrón-Escandón, con la estación de Apizaco, como cabecera. Sedieron instrucciones al Agente Municipal de la Sección de Apizaco,para proceder a organizar la elección del Ayuntamiento del nuevomunicipio.

En 1871, la estación de Apizaco contaba con una población de 500vecinos, pero para 1905 el municipio de Barrón Escandón reportabauna población de 4 180 habitantes y su cabecera, Apizaco, 2 504.Este incremento poblacional fue consecuencia de la anexión denuevas localidades, constituyendo la estación ferroviaria unatractivo para nuevos pobladores.

El Porfiriato. La derrota que sufrieron las fuerzas lerdístas enla batalla de la hacienda de Tecoac, no modificaron el caminoascendente de Apizaco, pues nuevamente ocupó la gubernatura MiguelLira y Ortega. Durante su administración Apizaco, aparte deconstituir la cabecera del municipio de Barrón Escandón, lo fuetambién del Distrito de Cuauhtémoc. Por su parte, al hacerse cargode la gubernatura del estado el coronel Próspero Cahuantzi, en 1894informaba al Congreso del estado, que en el citado distrito seseguía con entusiasmo la construcción del puente sobre el ríoAteneo y que se estaba abriendo el camino de Apizaco, y porconcluirse la construcción del rastro municipal, la Plaza de Armasy varios pozos para el riego de los árboles que se habíanplantado.

La administración de Próspero Cahuantzi, también se preocupó pordotar a la pujante población de Apizaco de una infraestructuraeducativa más adecuada a los requerimientos de la crecientepoblación infantil. El 28 de agosto de 1898, el presidentemunicipal Bernardino Vargas, colocó la primera piedra del edificiodonde funcionarían las escuelas oficiales y las oficinas públicasde la localidad. Diez años más tarde, quedó terminado el edificio,mismo que fue inaugurado solemnemente por el gobernador en unafecha muy significativa para los porfiristas: el 2 de abril de1907. La escuela se llamó en un principio Xicohténcatl, años mástarde cambió al de Lauro Aguirre. 

Asimismo, el proceso de urbanización de Apizaco se aceleró afines del siglo pasado. El Ayuntamiento inauguraba su hermosozócalo y jardín frente al Palacio Municipal el 16 de septiembre de1894, al mismo tiempo que rendía culto a los fundadores de laNación. La población crecía sostenidamente, por lo que fuenecesario extender la traza urbana hacia los terrenos que donó elseñor Miguel González, dueño del rancho Ateneo. Además, el puentedel río de la hacienda del Ateneo y un cuartel fueron inauguradospor el gobernador Próspero Cahuantzi, el 24 de noviembre de1895.

Si el ferrocarril había sido el detonador de Apizaco, losvecinos no se quedaron con esa única fuente de trabajo. Hombresemprendedores de empresa como Juan Campos estableció su fábrica defideos que, aparte de dar empleo a varios apizaquences, daba fama ala ciudad, enviando su producción a poblaciones lejanas; JuanMartínez estableció una fábrica de botellas de vidrio, que surtía adiferentes empresas del estado; la fábrica de estampados finos depercal "Juan Manuel", se estableció cerca de Apizaco,posteriormente se transformó en fábrica de hilados y tejidos finos.Los molinos de trigo subsistían a fin del siglo y eran propiedad deSimón Stefani y Pablo Escandón.

Las viejas haciendas también continuaban produciendo como en susprimeros años, y entre los prominentes hacendados figurabanFrancisco del Razo, Miguel González y Mucio Carbajal. Pero lamodernidad también alcanzó a las damas de Apizaco, quienes seauxiliaron en las labores de la casa, mediante la adquisición delas primeras máquinas de coser en la agencia de Tomás de laGándara, superando el cansado trabajo de coser a mano. 

La vida tranquila de este municipio iba a tener algunossobresaltos, que no pasaron a mayores, durante la etapa armada dela revolución mexicana. Los nubarrones que se ceñían sobre laRepública Mexicana a finales del porfiriato, también hicieron actode presencia en Apizaco, pues por ser cabecera del distrito deCuauhtémoc, tuvo que recibir en la cárcel municipal y en el cuartelde rurales, al comandante del temido cuerpo policiaco, AgustínGarcía, al que apodaban "colgador", con varios de sus subordinados,quienes estaban acusados de haber dado muerte al líder AndrésGarcía, líder que había encabezado la protesta de varios puebloscontra la Ley de Hacienda puesta en vigor el 5 de mayo de 1897, yaprobada por el Congreso del estado a propuesta del entoncesgobernador.

Los rurales presos en la cárcel de Apizaco, involucrados en elcrimen de Andrés García, salieron en poco tiempo, y su comandanteAgustín García, aunque tardó un poco más en salir, fue liberado unavez que amainó el temporal.

Siglo XX

La Revolución Mexicana. No se ha encontrado suficienteinformación sobre los clubes antirreleccionistas en Apizaco.Seguramente los ferrocarrileros que viajaron hacía el norte o laciudad de México, así como los jóvenes que participaron en elservicio militar, organizado por el general Bernardo Reyes,debieron manifestar algunas inquietudes como sucedió a lo largo dela República. Pero sí existe información y testimonios sobreacontecimientos de carácter nacional, en los que Apizaco fueescenario y que han sido descritos en la novela de la RevoluciónMexicana.

Por varios días todo el Ejército de Oriente convirtió a laciudad de Apizaco en una fortaleza militar, hasta que en los trenesavanzaron hacía la ciudad de México, donde fue quebrado y disueltoel ejército federal al servicio de la dictadura porfirista y de lausurpación huertista, que se entregó y disolvió en la población deTeleoyucan, estado de México.

El 8 de mayo de 1920 el convoy se detuvo en Apizaco. Ahí seincorporaron las mermadas fuerzas del general Pilar R. Sánchez,jefe de Operaciones Militares en el estado de Puebla, a quienseguía un regimiento de caballería al mando del general IgnacioFlores Palafox; también llegó con su pequeña escolta el generalMargarito Puente, jefe de las Operaciones Militares en Tlaxcala.Los escasos contingentes que lo acompañaban, eran los que habíanquedado después de la defección de la mayoría de sus fuerzas que sepasaron a las obregonistas, durante la rebelión en Agua Prieta. Elcomandante el jefe de tan escasos contingentes, dispuso que enApizaco se organizaran las fuerzas leales al Presidente Carranzaquien, acompañado de los generales Murguía, Lucio Blanco, PilarSánchez, Montes, Barragán, Marciano González, etc., pasó revista atres mil hombres. El trote lento del jinete de albas barbas,teniendo como fondo el redoble de los tambores de guerra quetocaban la marcha dragona, y de una tropa que entusiasmadavitoreaba a su presidente, debieron de impresionar a losapizaquenses que fueron testigos de los acontecimientos.

La población de Apizaco asistió a la revista de los contingentesmilitares leales al Presidente de la República, quien a caballorecorrió la larga formación, acompañándolo los generales Murguía,Lucio Blanco, Pilar Sánchez, Millán, Bruno Neira, Dávila Sánchez,Montes, Barragán, Marciano González, Muriel Mosel, Pérez, Olvera,De la Torre y Alcocer, en sus respectivas cabalgaduras. El trayectode Apizaco a Tlaxcalantongo a caballo con su pequeña escolta, llevóal sacrificio innecesario e inútil del hombre que había combatidola usurpación huertista y que había dejado una Constitución a supaís. Un monumento sencillo, como las personas de Apizaco, con elnombre de los contingentes leales al Presidente VenustianoCarranza, recuerda los acontecimientos y al varón de CuatroCiénegas.

El 26 de julio de ese año se desprendieron 144 hectáreas de lashaciendas que durante siglos impidieron el desarrollo de San LuisApizaco, dotando a los campesinos de tierras ejidales Apizacoobservó los acontecimientos nacionales con interés y sus pobladoressintieron que el país se orientaba, después de muchos avatares,hacia una etapa constructiva de cambios substanciales.

Epoca Contemporánea. Los primeros apizaquenses en asistir a loscambios nacionales fueron los trabajadores del riel, quienes en losincipientes balbuceos para enfrentar la discriminación y lamarginación a las que los habían sometido los administradores delas empresas extranjeras, formaron las asociaciones mutualistas conlas que concurrieron a la nacionalización de los ferrocarriles afinales del porfiriato. El 13 de marzo quedó disuelta la asociaciónMutualista Héroe de Nacozari de Apizaco, transformándose en lavigorosa Sección No. 3 del Sindicato Nacional de TrabajadoresFerrocarrileros de la República Mexicana (SNTFRM), en la magnaConvención que se efectuó en la ciudad de México.

El aspecto educativo fue y ha sido una constante preocupación delos pobladores de Apizaco, quienes desde los inicios del presentesiglo observaron que los espacios educativos de las institucionesoficiales eran insuficientes para atender la demanda de losescolapios, en constante aumento. Surgieron como respuesta a estanecesidad, el Colegio Josefino de Niños y el Sagrado Corazón paraniñas, que se ubicaron a los lados del templo parroquial, gracias ala promoción del párroco don Vicente Segura, quien por esa épocarecibió la visita del arzobispo de Puebla don Pedro Vera.

La separación de la enseñanza elemental en primaria y jardín deniños se oficializó en 1927, con el establecimiento del Jardín deNiños Narciso Mendoza, pero que por esos avatares impredeciblescambió el nombre a Gabino Barreda. Apizaco, al igual que Huamantlay Puebla, recuerdan con afecto a la destacada profesora LeonorHerrerías, quien laboró y dirigió escuelas oficiales, dedicando conesmero sus esfuerzos en bien de la niñez.

Las inquietudes de los apizaquenses por tener accesos a mayoresniveles educativos, fue entendida por el progresista gremioferrocarrilero, el que se preocupó por fundar la primera secundariaen Apizaco. La escuela secundaria "Jesús García" abrió sus puertasel 10 de abril de 1938, gracias a las gestiones de los dirigentesferroviarios Juan Remedios Rodríguez, del entonces senador Felix C.Rodríguez y de Luis Gómez Z., ante el Lic. Gonzalo Vázquez Vela,Secretario de Educación. Otro de los aspectos de la vida social quepreocupó a los apizaquenses fue la salud. En 1940 se funda laSociedad Médico Mutualista por los doctores Braulio Hernández,Jorge R., José Serrano y Rubén Ramírez Flores, que tendía a otorgarservicios más especializados. Al concluir la década de los años 30,la medicina social, adquirió nuevo rango durante los regímenesrevolucionarios, que se dieron a la tarea de modernizar los viejosnosocomios.

El Hospital Civil de Apizaco en 1942 fue dotado del instrumentalnecesario para su sala de cirugía que ya era muy indispensable; lospabellones de enfermos y de maternidad fueron dotados igualmente decamas nuevas y de la ropa necesaria para una higiene y atención apacientes. En buena medida, esto se logró gracias a la gestión delpresidente municipal  Domingo Bonilla. La medicina socialimpulsada por la Revolución Mexicana se coronó el 1º de mayo de1945, con el establecimiento del Instituto Mexicano del SeguroSocial en de instalaciones médico-asistenciales en las calles deFrancisco I. Madero No. 601 de Apizaco.

Pero si los servicios educativos y sanitarios mostraronadelantos, lo mismo ocurrió con los servicios de comunicación,entre ellos el telefónico que empezó a funcionar entre lashaciendas y la ciudad por necesidades obvias de mantener una mejorcomunicación. Sin embargo su alto costo impedía su extensión ydesarrollo, por lo cual don Manuel Llovera Cazado, quien tenía laconcesión, traspasó sus aparatos y suscriptores a la EmpresaEricson, a efecto de que ésta pudiera dar el servicio local y delarga distancia a partir del 23 de agosto de 1930.

Otro importante medio de comunicación fue el servicio aéreo. En1934 se inauguró el campo de aviación en los que ahora son lascalles del 2 de abril a Ignacio Zaragoza, hasta los límites con elpanteón. Desafortunadamente la aviación no fue el fuerte losapizaquenses y la incursión en este aspecto terminó cuando el Ing.Moizan, al probar una nueva hélice en su avión "El calcetíneterno", después de elevarse por unos monumentos, se desplomó en elcampo aéreo, falleciendo su tripulante.

Los presidentes municipales Baltazar Maldonado y Antonio de laLoza durante el periodo 1933-1936, dedicaron esfuerzossubstanciales hasta lograr la introducción y el establecimiento deuna red de agua potable para la ciudad de Apizaco, misma que enoctubre de 1935 inauguró el Presidente Lázaro Cárdenas y elgobernador, Gral. Adolfo Bonilla.

El esparcimiento y las actividades culturales pronto hicieron suaparición en  Apizaco, entre ellas, el séptimo arte, con loscines Hidalgo ubicado en la esquina que forman las calles deCuauhtémoc y 5 de mayo; El Olimpia propiedad, de Manuel Portillo,cuya construcción de madera se ubicó en la avenida 5 de mayo,número 204; El Reforma, del que únicamente quedan ruinas, propiedadde Efrén Suárez, ubicado en la avenida Xicohténcatl No. 212; ElVictoria del empresario Jesús O. Caridas, en la avenida de 16 deSeptiembre No 203 y, finalmente, el de la sección del SNTFRM.

La música siempre se cultivó en Apizaco casi desde su fundación.En 1930 destacaba y hacía el deleite de los melómanos el quintetoSuárez, bajo la dirección de Efrén Suárez; la orquesta "Los Amigosde la Noche", de los hermanos Ríos que en 1937 amenizaban loseventos sociales de Apizaco.

Apizaco, a lo largo de su historia, mostró un camino ascendenteque la ha llevado a ser considerada una de las ciudades de mayordesarrollo urbano en el país. Por ello, en los años sesenta sefestejó el centenario de la ciudad, abriendo una discusión, que aúnno concluye, sobre la fecha de su fundación.

En 1960 el H. Ayuntamiento interesado en festejar el centenariode la fundación de Apizaco, en junta de Cabildo acordó como fechade la fundación de la ciudad el 1º de enero de 1866, pero según elingeniero en jefe de construcción del ferrocarril, el campamentohabía sido instalado el 1º de marzo de 1866. Ninguna de las fechasfue del agrado del presidente municipal de Apizaco para el período1962-1964, quien opinaba que debería tomarse como fecha de lafundación el año de 1871, cuando la localidad se elevó a lacategoría de Sección Política.

Como la discusión entre los apizaquenses no cejaba, elgobernador Anselmo Cervantes convocó a una reunión para que senombrara una comisión que se encargara de dilucidar la fecha de lafundación. A la reunión asistió también el ingeniero Ezequiel M.Gracia, presidente de la Sociedad de Geografía, Estadística,Historia y Literatura del Estado. En esa reunión se acordó que seformara en Apizaco una sección de dicha sociedad, la cual seencargaría de resolver la discusión de la fecha de la fundación dela ciudad.

Sin embargo, el entonces ayuntamiento de Barrón de Escandón (hoyAyuntamiento de Apizaco), volvió a turnar el expediente a laSociedad de Geografía, Historia, y Estadística y Literatura delEstado, que presidía don Crisanto Cuéllar Abaroa, quien dijo que:"no existiendo documentos certificados que hagan prueba plena decuanto le exponen los solicitantes, se debe tomar como fecha defundación de la localidad de Apizaco el 20 de diciembre de 1871,cuando se le concedió la categoría de Sección Política" y que elcentenario de la ciudad de Apizaco debería considerarse cuando lalocalidad fue elevada a ciudad el 6 de julio de 1921, conforme aldecreto No. 49 del Congreso del estado. 

Como el dictamen de don Crisanto Cuéllar Abaroa no dejósatisfechos a tiros y troyanos, el asunto fue turnado nuevamente alCongreso, quienes elaboraron y aprobaron el 29 de diciembre de 1965un decreto, mismo que publicó el gobernador Anselmo CervantesHernández, el 7 de enero de 1966, por el cual se fijó la fecha dela fundación de Apizaco el 1º de marzo de 1866.

La discusión anterior muestra de manera fehaciente, que laactual ciudad de Apizaco debe su origen al Ferrocarril Mexicano yque las vicisitudes por las cuales pasó el trazo, construcción yoperación del mismo, propiciaron la fundación de la estación deApizaco y en buena medida su desarrollo posterior.

Estaci

Código postal de Apizaco

O Código postal de Apizaco Tlaxcala é 90300 (Código Postal General de la Ciudad).

Mapa de Apizaco Online

Aquí encontrarás un Mapa Online donde podrás navegar fácilmente por toda la ciudad de Apizaco-Tlaxcala, ver imagen satelital o ubicar calles y direcciones de la ciudad .

Hoteles y posadas en Apizaco

Encuentra Hoteles y Posadas a excelentes precios en el municipio de Apizaco, visite nuestra página ahora de alojamiento en la región .

Vagas de emprego em Apizaco

Almacenista Apizaco, Tlaxcala
puesto vacante registrado en 19/05/2024
Refaccionaria California - Apizaco, Tlax.

Importante empresa en comercialización de refacciones automotrices, con presencia a nivel nacional, solicita personal para sus sucursales Tlaxcala Almacenista Requieres 1 año en manejo de Almacén reciente y comprobable Inventarios cí...

Cajera Facturación Chevrolet Montoto
puesto vacante registrado en 19/05/2024
Teva RH - Apizaco, Tlax.

Cajera Facturación Grupo Automotriz solicita Cajera Requisitos Lic. trunca o terminada en Administración o afín Experiencia de al menos un año como Cajera, Cajera Bancaria, facturista, facturación, o similar Manejo de Excel Funcion...

Cajero Vendedor Apizaco
puesto vacante registrado en 19/05/2024
Farmacias del Ahorro - Apizaco, Tlax.

Farmacias del Ahorro está buscando tu talento, ven y forma parte de nuestra familia. Estamos solicitando Cajero Vendedor en Apizaco Sucursales HIDALGO CUAUHTEMOC TURNO VESPERTINO 3 PM A 11 PM Requisitos Experiencia en cobro en caja ...

Hostess de fines de semana Para Chevrolet Montoto
puesto vacante registrado en 19/05/2024
Teva RH - Apizaco, Tlax.

Si estás cursando la universidad y necesitas un empleo de fines de semana Chevrolet Montoto busca Hostess de fines de semana Requisitos Estar cursando la Licenciatura o ser Becaria entre semana o tener seguro social Experiencia no neces...

Hostess de fines de semana
puesto vacante registrado en 19/05/2024
Teva RH - Apizaco, Tlax.

Si estás cursando la universidad y necesitas un empleo de fines de semana Chevrolet Montoto busca Hostess de fines de semana Requisitos: Estar cursando la Licenciatura o ser Becaria entre semana; o tener seguro social Experiencia no ne...

Vendedor de mostrador Farmacia en Apizaco
puesto vacante registrado en 19/05/2024
Surtidora Medica del Carmen S.A. de C.V. - Apizaco, Tlax.

Vendedor Cajero para Farmacéutica en Apizaco, Colonia San Miguel Actividades Venta de mostrador Venta cruzada Acomodo de producto Verificación de Caducidades Manejo de efectivo Corte de Caja y arqueos Limpieza de la sucursal Requ...

Más ofertas de trabajo...


Apizaco cerca de qué ciudad?

Aquí puede encontrar las ciudades vecinas de Apizaco-Tlaxcala a una distancia de hasta 50 km, consulte la lista.

Imágenes de la ciudad y región

Conoce un poco más de la ciudad o recuerda el momento que pasaste en Apizaco a través de las imágenes, siéntete libre de compartir esta página y contar tu historia.

Ayuda a difundir la historia de tu ciudad, comparte esta página y si encuentras algo incorrecto o crees que puedes mejorar, ¡HABLE CON NOSOTROS AHORA MISMO!

de 5 estrellas para el Municipio   by Ciudades de mi México actualizado hasta - Apizaco - Tlaxcala.

Deja tu comentario: